¿Por qué siempre estoy cansado aunque duerma? El síndrome de apnea obstructiva

El síndrome de apnea obstructiva del sueño – SAOS

Durante las vacaciones de verano o en los fines de semana, muchas personas desconectan de su fuente de estrés, que habitualmente es el trabajo. Es entonces cuando pretenden descansar, pero algunos se dan cuentan que a pesar de ello se despiertan cansados, somnolientos, con falta de motivación e incluso mal humor o dolor de cabeza. Y entonces se preguntan el por qué, creyendo que la fuente de estos problemas era el estrés, el cual ahora no está presente. Ahí es cuando hay que valorar la posibilidad de que esté padeciendo el síndrome de apnea del sueño.

¿Y en qué consiste?

Este síndrome suele aparecer en personas que roncan habitualmente y en las que se produce un cierre de la vía aérea superior durante el sueño, disminuyendo así el aporte de oxígeno al cerebro y otros órganos como el corazón durante la noche.

No todas las personas que roncan padecen de este síndrome, pero si se acompaña de cansancio diurno, somnolencia o cefalea matutina debe ponernos en alerta. En ese caso lo ideal es realizarse un estudio llamado polisomnografía, más conocido como “la prueba del sueño”. Esta prueba consiste determinar algunas variables respiratorias mientras dormimos, y es lo que nos dará el diagnóstico del síndrome de apnea del sueño.

Ahora que tenemos el diagnóstico y la causa de este cansancio, tenemos que tratarla para evitar las nefastas consecuencias que puede tener a largo plazo en nuestro cuerpo (problemas cardíacos, de memoria o concentración, diabetes e incluso muerte súbita).

Opciones de tratamiento

  • La CPAP o “mascarilla para dormir” es el tratamiento más eficaz. Consiste a grandes rasgos, en una máscara que insufla aire a presión mientras dormimos para superar el obstáculo que impide que respiremos. El problema que presenta es que muchas personas no la toleran y se quitan durante la noche o incluso no se la ponen. ¿Qué hacer en estos casos? Pues tenemos varias alternativas que describimos a continuación.
  • Cirugía de la nariz, faringe o ambas. Mediante intervenciones más o menos sencillas, habiendo visto previamente donde se cierra la vía aérea, las corregiremos.
  • Férula de avance mandibular. Es un aparato dental que, mediante el adelantamiento de la mandíbula, aumenta el espacio en la vía aérea mientras estamos dormidos.
  • Ejercicios de potenciación de la musculatura de la faringe y lengua. Tiene como finalidad aumentar el tono muscular de estas estructuras mediante sencillos ejercicios. Sus resultados son muy buenos siempre que se sea constante.

Para ver que tratamiento es el que mejor nos resultará, debemos ser valorado por el especialista, en este caso el otorrinolaringólogo. Ya que a una persona le puede funcionar la cirugía y a otra no servirle para nada.

Recuerde

Probablemente lo más importante sea mantener un peso adecuado, evitar la ingesta de alcohol y sedantes y llevar unos buenos hábitos de sueño. Con ésto en combinación con las herramientas terapéuticas que les hemos expuesto conseguiremos vencer a este molesto síndrome.

Si quiere más información…

Texto divulgativo sobre apnea obstructiva del sueño de Manual MSD

Texto divulgativo sobre apnea obstructiva del sueño de Mayo Clinic

Los «10 mandamientos del sueño saludable» (en inglés) por la American Sleep Apnea Association

Escala de cribado de SAOS: cuestionario «STOP-Bang»