Voz y feminización

En esta unidad se tratan todas las patologías relacionadas con la voz, con los mejores y últimos métodos diagnósticos, los tratamientos más actualizados y de la mano de los profesionales más cualificados.

Gran desarrollo en el cuidado de la voz profesional, es decir de todas aquellas personas que usan su voz de forma profesional, como CANTANTES, ACTORES, DOCENTES, TELEOPERADORES…

Así como de las técnicas más punteras en fonocirugía, como la FEMINIZACION DE LA VOZ, para el tratamiento de la voz en pacientes transexuales.

SI TIENES UN PROBLEMA CON TU VOZ PONLO EN BUENAS MANOS, EN NUESTRAS MANOS.

 

1b_voz

 

Procedimientos diagnósticos

La voz y sus enfermedades son unos de los procesos más difíciles y delicados de diagnosticar, es por ello que el otorrinolaringólogo, utiliza cada vez más y mejores técnicas para afinar sobre aquello que estamos observando. Tan importante es este primer paso, que un diagnóstico erróneo puede llevar a un tratamiento equivocado e inútil. En nuestro afán por cuidar la voz, no hemos querido desatender este aspecto teniendo los mejores medios diagnósticos y humanos a nuestro alcance para que puedas estar tranquilo/a.

Fibroscopia:

De unos años atrás hasta ahora sigue siendo la prueba de cabecera del Otorrinolaringólogo, pues nos da mucha información ya no solo de las cuerdas vocales sino de todo el trato nasal y faríngo-laríngeo. Consiste en una cámara flexible que se introduce por la fosa nasal y podemos llegar hasta las mismas cuerda vocales. Es bien tolerada por regla general por la mayoría de los pacientes.

 

Endoscopia Laringea:

Parecida a la fibroscopia, pero no es flexible sino rígida, se introduce por boca y nos da información más detallada de patologías que asientan sobre las propias cuerdas, debido al zoom que conseguimos con ella, A diferencia de la anterior, no es tan bien tolerada y como contrapartida perdemos información de los alrededores, que si nos da la fibroscopia.

 

Estroboscopia:

La luz estroboscópica nos es más que un sistema de iluminación, que tiene la particularidad de emitir destellos de luz de forma sincronizada con la frecuencia fundamental del paciente que se está explorando, lo que nos permita visualizar a cámara lenta o incluso congelar las imagen de las cuerdas vocales.

 

Análisis acústico:

De entre los últimos avances, contamos los sistemas digitales de exploración por ordenador, con ellos obtenemos muchísima información sobre cientos de parámetros de la voz humana, como la frecuencia, los formantes, el ruido presente en la fonación, la amplitud… Es un arma de gran interés sobre todo para profesionales que quieren sacar el máximo rendimiento de su voz.

 

Electromiografia laríngea: (EMG)

De reciente instauración como técnica exploratoria en otorrinolaringología, requiere una alta preparación y conocimiento de la anatomía por el ORL, es el último escalón diagnóstico, cuyo uso se limita a lesiones o enfermedades que no se han podido identificar con los anteriores métodos. Nos da, fundamentalmente, información sobre los músculos que intervienen en la fonación y por extensión de los nervios que inervan dichos músculos.

 

Sistema de grabación digital:

Disponer, hoy en día, de un archivo digital que recoja toda la información de las pruebas exploratorias realizadas a un paciente, nos permite rexaminar dichas pruebas buscando indicios que nos ayuden en el diagnóstico de los casos más complicados y reevaluarlo en grupo detenidamente, en pos de la mejor atención posible de nuestros pacientes.

 

Patología de la voz

Disfonía Funcional:

Es aquella ronquera o disfonía que depende de una mala función de nuestro aparato fonatorio, y por tanto la solución pasa por corregir ese defecto en el uso de nuestra voz. Suele ser el comienzo de la mayoría de las disfonías en profesionales de la voz como consecuencia del abuso y el mal uso vocal. Si esta situación no se resuelve puede desencadenar en una patología orgánica.

 

Disfonía Orgánica:

Toda aquella disfonía en la que podemos encontrar una lesión estable asentada en las cuerdas vocales o fuera de ellas y que justifica la sintomatología. Entre estas lesiones tenemos los nódulos, los pólipos, el edema de reinke, el papiloma, los quistes intracordales, las parálisis laríngeas, las leucoplasias. Dependiendo del tipo de lesión el tratamiento puede variar desde médico, rehabilitador o cirugía.

 

Laringitis:

Proceso inflamatorio de la laringe que suele estar asociado a causas infecciosas esencialmente virales. Cursa con una disfonía de evolución rápida en 12-24h. Y en su mayoría se resuelven con tratamiento médico.

 

La feminización de la voz

¿Qué es la feminización de la voz?

Cómo su propio nombre indica, la feminización de la voz es la realización técnicas tanto quirúrgicas como logopédicas cuyo objetivo es obtener una voz más aguda y con los rasgos propios de una voz de mujer o femenina.

 

¿Qué pacientes solicitan feminizarse la voz?

La demanda fundamental de pacientes que solicitan esta cirugía son pacientes transexuales, que en su cambio de hombre a mujer, encuentran un escollo importante en el tono y timbre de su voz, para poder completar el desarrollo que han iniciado, y que en la mayoría de los casos es uno de los rasgos identificativos que les sitúa en el género donde ellas no desean estar. Para ellas es de suma importancia que una vez superado el primer problema, el estético o el aspecto físico, no puedan ser identificadas en un género en el que no se identifican, cuando inician una conversación.

Esta técnica se puede usar también en pacientes, mujeres biológicas, que tengan una voz muy grave y quieran modificársela.

 

¿Cómo se feminiza la voz?

La identificación de una voz como femenina depende de muchos factores, se ha visto que uno de los más determinantes es la frecuencia fundamental de esa voz, es decir lo aguda que es. Aunque interfieren otros aspectos como el uso de adverbios, de adjetivos, el inicio de las frases, el ataque de las mismas…o incluso el lenguaje no verbal o gestual que utilice esta persona.

Es por esto que nosotros trabajamos sobre todos estos aspectos para dar el mayor realismo a esa nueva voz, de forma que apreciemos que  realmente estamos ante una mujer.

Para ello hacemos un trabajo conjunto entre otorrinolaringólogo y logopeda, el primero se encarga fundamentalmente de la técnica quirúrgica que va buscando principalmente el aumento de esa agudeza tan importante anteriormente comentada y posteriormente el logopeda trabaja el resto de aspectos perfilando ese trabajo hasta conseguir los mejores resultados.

 

¿Qué técnica quirúrgica utilizamos?

Fundamentalmente usamos la Glotoplastia de Wendler, porque es la técnica más estudiada y que se ha comprobado con mejores resultados actualmente, con alto grado de satisfacción por parte de las pacientes. Esta técnica consiste en acortar las cuerdas vocales a través de la faringe, por tanto no implica cicatrices, mediante unos puntos se unen las cuerdas vocales en su parte anterior dejando la parte que vibra algo más corta, lo que ocasiona una vibración más rápida, lo que se traduce en una voz más aguda.

 

¿Cuánto dura el proceso de feminización mediante cirugía?

La técnica quirúrgica de la glotoplastia se realiza bajo anestesia general, como se ha comentado con anterioridad no implica ninguna cicatriz en el cuello, toda la intervención se realiza a través de la boca. El proceso tiene una duración aproximada de una hora- hora y media.

Posteriormente la paciente pasa a la sala de recuperación donde suele estar un par de horas y si no existe contraindicación alguna, pasadas unas 4-5 horas la paciente puede abandonar el hospital.

 

¿Qué cuidados necesito después de una cirugía de feminización?

El único factor importante a tener en cuenta durante los siguientes días a la intervención es que no se debe hablar durante 9 días, período durante el cual esas cuerdas vocales deben de ir pegándose gracias a los puntos que se han dado, por lo que conviene no movilizar ni forzar dichas cuerdas para que dichos puntos no se “suelten”.

 

¿Tendré una voz normal?

Tras una cirugía de feminización es habitual padecer cierta disfonía durante unos meses, razón por la cual el tratamiento no termina cuando acaba la cirugía, ya que el proceso de rehabilitación posterior es muy importante para poder dar a esa voz flexibilidad, frescura y naturalidad. A los 6 meses la voz hablada suele ser completamente normal, teniendo algunas dificultades en la modulación de sonidos agudos, que al cabo del año se termina por controlar. Por lo que, podríamos decir que al año tras la cirugía y con el trabajo logopédico de nuestro equipo, la voz es completamente normal incluso para el uso en voz cantada, en la mayoría de las ocasiones.

 

 

Guardar