Vestibular

¿Qué es el vértigo?

El vértigo es un síntoma del sistema vestibular (del equilibrio) del oído interno y excepcionalmente del sistema nervioso central.  Se define como una sensación de movimiento temporal (irreal) en el que el paciente siente que gira o ve que las cosas que hay a su alrededor son las que giran.

El vértigo periférico, a diferencia del vértigo central, cursa con crisis de duración relativamente corta (minutos a varias horas), en las que tanto el comienzo como la desaparición son relativamente bruscos. Además cursa con un cuadro vegetativo, más o menos intenso (sudoración fría, palidez, nauseas, vómitos, hipotensión, bradicardia…), que se incrementa de forma notable con los movimientos de la cabeza. Puede cursar o no con síntomas cocleares (acúfenos, hipoacusia y sensación de presión).

 

4b_vestibular

 

Tipos de vértigo de oído interno.

Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB).

Es la causa más frecuente de vértigo. La incidencia del VPPB representa alrededor del 20- 25% de las consultas por mareo.

La sensación de vértigo fugaz, lo produce la existencia de unas partículas llamadas otolitos, que de forma anómala se desplazaron de su alojamiento habitual hacia los canales semicirculares del laberinto del oído interno.

Estas partículas son las responsables de provocar la sensación del vértigo durante unos instantes al realizar algún movimiento de la cabeza, al levantar o agachar la cabeza o al tumbarse en la cama.

 

Enfermedad de Ménière

Es una enfermedad del oído interno, de causa desconocida, que se relaciona con un problema en los fluidos del oído interno (endolinfa y perilinfa) y que se presenta con crisis espontáneas de vértigo periférico,  pérdida auditiva, fluctuante al principio y que posteriormente va siendo cada vez mayor con cada crisis de vértigo,  ruidos de oído (acúfenos) y algunas veces sensación de presión en el oído.

Aproximadamente el 5% de los pacientes no responden al tratamiento médico. En ellos el tratamiento puede ser con medicación transtimpánica o con cirugía.

 

Neuritis vestibular

Se trata de un trastorno del oído interno que afecta a los nervios vestibulares, provocando un repentino vértigo incapacitante. La causa suele ser viral, relacionándose con un proceso gripal previo. Son episodios únicos.

Otras causas de vértigo periférico:

  • Vértigo postraumático.
  • Vértigo migrañoso.
  • Laberintitis, inflamación ó infección del laberinto.
  • Ototóxicos como los aminoglicósidos (antibióticos).
  • Patología vascular, relacionado con factores desencadenantes como hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, colesterol elevado y/o hiperviscosidad sanguínea.
  • Tumores de oído interno y del nervio auditivo- vestibular.

 

Diagnóstico del vértigo.

Realizamos una entrevista minuciosa  y detallada con el paciente, intentando filiar el vértigo claramente de características periféricas, valorando además cómo influye en su vida diaria.

Se lleva a cabo una exploración otoscópica  y posterior exploración neurológica y de la función vestibular   protocolizada:

Exploración vestibular básica no instrumentalizada.

Exploracion vestibular  instrumentalizada: Audiometría tonal liminal y supraliminal, Impedanciometría, vHIT (video Head Impulse Test), y videonistagmografía.

Tenemos las herramientas más modernas para el estudio del sistema vestibular:
La videonistagmografía y el prueba de impulso cefálico computerizada (o V-Hit).

La videonistagmografía permite registrar mediante un sensor de video y un ordenador el movimiento ocular, lo que aporta información acerca del “reflejo vestíbulo ocular” de cada oído. Se usa un dispositivo que irriga el oído con agua caliente y fría, con la finalidad de estimular el mismo, evaluando mediante el ordenador la respuesta del reflejo vestíbulo ocular. Este estudio nos aporta información acerca de buen funcionamiento o no del órgano del equilibrio.

La prueba de impulso cefálico computerizada (o V-Hit en inglés) consiste en el registro y procesado en un ordenador de una imagen de vídeo tomada con una microcámara de alta velocidad del globo ocular. Como en el anterior test de la “videonistagmografía” los movimientos del ojo nos permiten conocer el estado del reflejo vestíbulo ocular. En este caso, el sistema de exploración posee unos giroscopios que permiten conocer los movimientos de la cabeza. Realizando pequeñas sacudidas de la cabeza y comparando el movimiento de la cabeza con los movimientos involuntarios que en ese instante tienen lugar en los ojos, podemos poner en evidencia, en caso de movimientos oculares anómalos, lesiones vestibulares en el paciente estudiado.

En casos necesarios se realizan:

RMN de ángulos pontocerebelosos  y CAIS y/o TAC de peñascos.

 

Tratamiento del vértigo.

Realizamos, junto con la inyección intratimpánica de fármacos para tratar crisis de vértigo periférico,  técnicas  de rehabilitación vestibular,  para conseguir la correcta funcionalidad del sistema del equilibrio, volviendo así a la normalidad. Así como su seguimiento conjuntamente con la unidad de vértigo de neurología.